sábado, marzo 31, 2007

Historias de la radio


Un saludo a tod@s ustedes. Hoy quiero hacerle un homenaje a la radio.

Un homenaje merecidísimo que lo quiero hacer en el día de hoy porque me apetece. De la cantidad de fuentes de información y de divertimento que me han acompañado me siento identificado con la radio. Desde pequeñito ya era costumbre utilizar la radio como medio de información de los resultados de la Liga de fútbol en aquellas interminables tardes de domingo. Los carruseles deportivos con Joaquín Prat, el famosísimo Héctor del Mar cantando los goooooooooooooooles de manera interminable (gran homenaje a la salsa del fútbol) o el mítico Jose María García mostrando de manera audaz "el otro lado del deporte" con sus conflictos de intereses, corruptelas y demás.

Posteriormente la radio fue mi fuente de diversión. Para ello Los 40 Principales fue mi fuente de información musical en mi adolescencia, en plena efervescencia del pop comercial español a finales de los años 80, y donde me podía deleitar con grupos como Danza Invisible, Nacha Pop, La Unión, Mecano, Radio Futura, Presuntos Implicados, Cómplices, etc. así como cantantes y grupos que sonaban internacionalmente en las listas americanas y británicas. Sobre todo aprovecho para homenajear al gran Joaquín Luqui, que nos daba lecciones de sabiduría musical llenas de amabilidad y exentas de pedantería. También surgieron nuevas radio-fórmulas como Cadena Dial para emitir exclusivamente música en español, M-80 Radio y su programa "La Gramola" o Kiss FM.
En los crispados años 90, en pleno declive del Gobierno socialista azotado por la corrupción y la oposición externa e interna al propio PSOE y desde la mismísima izquierda, los espacios de noticias y debates resultaban atractivos. Eran los años del liderazgo de Antonio Herrero o Luís Herrero, los años de Iñaki Gabilondo o Luís del Olmo cuyas tertulias de opinión respetaban el pluralismo de la sociedad de aquellos años. También "La Brújula" con Sáenz de Buruaga o después Concha García Campoy, con participantes de la talla intelectual del economista Carlos Berzosa, José Luís Sampedro, o la colaboración temporal de Alfonso Guerra. O la época del resurgir de "El Larguero" con Jose Ramón de la Morena, que comenzaba a arrinconar el hiperliderazgo histórico de Jose María García con una nueva fórmula de radio que me atrajo por lo diferente que era.

Y por supuesto, espacios de participación ciudadana y temas variados. "Polvo de Estrellas" en Antena 3 capitaneado por el mítico crítico de cine Carlos Pumares que respondía las dudas de cine de los oyentes con su estilo peculiar, aparte de su excelente selección musical y sus especiales sobre cine. "Hablar por Hablar" de Gemma Nierga que me acompañaba las noches de estudio en la época de Facultad. "La Luna" de M-80 radio, un programa basado únicamente en llamadas de los oyentes y donde cada uno podía decir lo que quisiera en plena libertad (a veces excesiva libertad). "Si amanece nos vamos" de la SER, con espacio de preguntas y respuestas sobre temas de cultura y conocimiento realizadas por los oyentes así como espacios de humor. "La Rosa de los Vientos" en Onda Cero, un programa lleno de originalidad. Y por supuesto, no olvidar "A vivir que son dos días" capitaneado por Fernando Delgado o "La Ventana" de Gemma Nierga.

En fin, mi homenaje a la radio. Creo que se lo merece y aquí lo hago con todo mi cariño. A una compañera que me ha acompañado en todos mis 32 años de existencia y que ha sido testigo directo de la transformación de un país y de una sociedad.

6 Comments:

Blogger irishdecai said...

que te olvidas al losantos emilin jeje

6:21 p. m.  
Blogger Rossimilio said...

No te lo vas a creer pero a Federico Jiménez Losantos lo tenía en gran estima. Recuerdo cuando era conductor de "La Linterna" por las noches, y mucho antes de la deriva radical por la que ha optado, era una persona muy culta, con mucha capacidad para abordar los temas culturales, los temas históricos, literarios y demás. Quizás sin llegar a la pedantería de la que hace gala César Vidal pero creo que Losantos cuenta con un bagaje formativo personal y con mucha capacidad de hacerlo transmitir.

Me dá pena la deriva radical de este personaje. De unos años para acá ha optado por unas formas deleznables, propias del periodismo más gansteril que puede haber. Quizás sea uno de esos "mitos" que yo tenía, pese a no coincidir con su ideología, y que con el paso del tiempo ha ido evolucionando a una forma de hacer periodismo que me horroriza, pero bueno, la COPE ha optado por esta estrategia comercial y por ahora le está dando buenos resultados.

6:36 p. m.  
Blogger Radiohead Cadiz said...

Yo también soy un amante de la radio y muchos de esos programas los escuché en su tiempo. Ahora lo que oígo todo el día mientras estoy soldando en mi trabajo es Radio 3, la cual considero mejor emisora para oir música, alejada un 90% de la música comercial y mala (A. Sanz, Oreja de Van Gogh, El canto del loco...) He descubierto grandes discos oyendo Radio 3.
Por la mañana cuando me levanto para ir a currar y mientras desayuno oígo "si amanece nos vamos" de Roberto Sánchez en la SER.

7:01 p. m.  
Blogger Butterfly said...

Siempre me he sentido muy acompañada con la radio.
En noches de preparar exámenes para la facultad, yo estudiaba con la radio puesta..y no me distraía nada..
Recuerdo un programa de medicina natural con Pumares..de la antigua Radio Voz..¡lo que me podia reir!..con su sarcarmo habitual, lejos de ayudar al médico y a los oyentes..los daba a todos pasaporte a la tumba..cuando llamaban a consultar sus dolencias..que gran Pumares..!jeje

9:43 p. m.  
Blogger Arbillas said...

Me uno al homenaje.

Siempre digo que la radio es el visitante comodo en casa, está , acompaña pero sigues haciendo lo que tienes que hacer.

¡¡siempre acompaña!!.

Un abrazo.

11:10 a. m.  
Blogger Rossimilio said...

Me alegro que os haya gustado el post. Creo que la radio merecía un homenaje.

Por cierto, se me olvidaba otro programa referente mío en las tardes de estudio de la Universidad: "La radio de Julia" de Julia Otero, en Onda Cero. Un programa también muy ameno y que respetaba la pluralidad. Era una delicia ver debatir a gente tan diferente ideológicamente como Anna Balletbó (PSC-PSOE), Fernando Fernández de Trocóniz (PP), Almudena Grandes, Juan Adriansens (pintor que en aquellos años apoyaba al PP). Era un ejemplo de como se puede hacer un programa plural y entretenido. Echo en falta más pluralismo en las radios y menos periodismo de trinchera.

Bueno, os invito a que si queréis le hagáis también en vuestros blogs un homenaje a la radio y pongáis vuestros programas de referencia.

10:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web