sábado, octubre 11, 2008

La mala reputación



Le dedico esta canción a D. Mariano Rajoy esta canción llamada "La mala reputación", de George Brassens y versionada por el cantautor Paco Ibáñez.

Me quedo con esta frase: "En la fiesta nacional yo me quedo en la cama igual, que a mi la música militar nunca me supo levantar".

3 Comments:

Anonymous hacienda son todos menos Botín said...

mmm yo diría más, como le diría Hernández a Fernández en Tintín ... ojalá el día de las elecciones en la cama se quedaran las naciones durmiendo calladas revoluciones y olé. el 43 por ciento de participación en las municipales de chiclana me da angustia pero también esperanza. ya estamos llegando a unos límites de redicalismos en que incluso hacer un gesto con la cara se está convirtiendo en una declaración de principios ... pues no entiendo como todavía hay gente que vive tan convencida y tan de memoria, y más ante algo como ir a votar a gentuza para que nos gobiernen. lo dicho, no ya me kedo en kama en el desfile de la legión, también el día de las elecciones me temo. Por el momento...

1:41 p. m.  
Blogger Rossimilio said...

Bueno, no sé, pero yo al menos tengo esperanzas en que con mi voto puedo cambiar las cosas. La verdadera democracia se construye de abajo a arriba tal como propugnó el Foro de Porto Alegre. En este sentido pocas son las oportunidades que tenemos los ciudadanos de participar, decidir y de influir en los asuntos públicos. Pero para una oportunidad que tenemos creo que no deberíamos aprovecharla.

Llamas "gentuza" a los que nos gobiernan. Yo, desde mi "optimismo antropológico" que comparto con ZP, creo que todos los políticos no son iguales y que hay dirigentes que pueden merecer la pena. De todas formas, y aunque sea un argumento a la defensiva y lleno de resignación, soy de los que pienso que "los ciudadanos podemos pasar de la política, pero la política no pasará de los ciudadanos". Y es ahí donde la ciudadanía nos jugamos mucho, procurando influir y no darle la espalda.

Un saludo.

8:15 p. m.  
Anonymous Bilderberg said...

de abajo a arriba se hacen las pirámides, que son como montañas desde las que bajan las bolas de nieve del desastre, que cuando llegan a abajo (más o menos por la Patagonia o Sudáfrica) son ya de un tamaño BigWhoper. a mi me gustan más las altiplanicies, que aunque tengan algún que otro repecho como la carretera de Medina en bici, son más difíciles de vallar y más fáciles de subir. Y por lo que sé, en lo que respecta a lo antropométrico y espialidoso cuenta más la diversidad de opciones por la que suele optar la naturaleza con su "mágico" equilibrio, que el juicio mejor o peor que los homo simios podamos hacer del universo y/o de nosotros mismos. Y me parece que eso es algo que no sólo los políticos (esa gente cercana al ciudadano para dar excusas y gastarse su dinero en todo menos en el bien común) sino la sociedad en general ha olvidado, en esta especie de delirio que es el siglo XXI. Por tanto, desde el exilio de la vida que vivo en esta vida, como otros tantos por desgracia, me proclamo defensor de existir y objetor a la renuncia a algo mejor que significa echar un papel en una urna de vez en cuando por miedo a que los chuzos de punta pasen a convertirse en pedrisco. Por eso mismo, porque una de las únicas oportunidades que tenemos las ... personas de a pie ... de participar en asuntos públicos que no se sabe de quién son ... es votar ... pues por eso mismo no voto. es mi modo de decir que NO a este mundo , o por lo menos NO en mi nombre. Weno excuse mua por el discurso no estoy vendiendo ná de verdad sólo me expreso y ojalá esto que hago dejara de ser un lujo y fuera no un derecho de todos, sino un hecho incontrolable.

2:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web