jueves, febrero 05, 2009

El tornado anunciado

Un saludo a tod@s ustedes.

Aquí estoy. Con vida. Creía que esta tarde se iba a producir el fin del mundo, pero al final no ha sido para tanto.

A las 12 de la mañana llega a mi oficina de trabajo la noticia de que se ha declarado en Cádiz la alerta naranja porque se preveía la llegada de un tornado por la tarde. En ese momento comienzan los temores entre mis compañeros de trabajo. Surge la alarma. Si a esto le añadimos el chaparrón de agua monumental que cayó a partir de las 13 horas y que se divisaba desde el balcón de mi oficina las previsiones eran de alarma.

A las 13:45 horas nos dieron permiso en mi trabajo para irnos a nuestras casas, especialmente aquellos que tenían que salir por carretera. Una decisión similar han tomado en centros escolares, Ayuntamiento, Universidad y demás organismos públicos. Incluso tiendas del Casco Antíguo que habitualmente permanecen abierta al mediodía habían optado por cerrar ante la previsión del tornado.

En mi caso opté por quedarme en casa, almorzando y viendo la TV. Después de la siesta preceptiva me levanto y me asomo a la calle y me sorprende ver el sol fuera. La previsión del tornado por la tarde había quedado en una falsa alarma.

Después decidí salir a la calle a pasear y a buscar algún disfraza para la próxima fiesta de disfraces que haremos en el trabajo en semana de carnaval. También tenía pensado acudir a las 19:30 hrs. a una Mesa Redonda en la Facultad de Filosofía y Letras sobre el conflicto palestino-israelí, pero cuando me persono en dicha Facultad me la encuentro cerrada ante la alarma del tornado.

En fin, un día bastante raro. La climatología no nos está acompañando este invierno. Deseábamos la lluvia para poder abastecer nuestros pantanos, que siempre andan escasos de agua. Pero me está sorprendiendo este invierno. Es raro el día que no llueve, y en los últimos días Cádiz sufre una meteorología que le acerca más a cualquier país tropical que al clima que estamos acostumbrados, combinando las rachas de lluvias torrenciales con las salidas de sol sin solución de continuidad. Cosas del febrerillo.

¿Tendrá algo que ver en todo esto el cambio climático?

P.D. La foto es de un tornado que decidió acompañarnos en Cádiz allá por el año 2003.

2 Comments:

Anonymous Frankie said...

yo estaba en Chiclana sobre las 23 y media en el campo y cayeron tres relámpagos tan cerca que me asomé a mirar si el coche estaba entero jeje no veas los truenos

11:06 a. m.  
Anonymous José Fco. said...

A nosotros en el INSS no "echaron" para casa a las 14'15h, con la recomendación de que nadie se quedara por la tarde. Y en la UCA los centros estaban cerrados y se habían suspendido los exámenes. ¡Y al final la tarde estaba tan buena que desde la Facultad a casa me volví andando, dando un paseo! Eso sí, no se veía un alma por las calles.

10:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web