domingo, marzo 18, 2007

De vuelta de Antequera


Un saludo a tod@s ustedes.
Acabo de venir de Antequera. Fin de semana de boda en dicha localidad donde contraía matrimonio un buen amigo mío gaditano residente en dicha localidad con una chica encantadora sevillana. Una boda civil celebrada en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, que me gustó muchísimo por su sencillez pero a la vez acompañado de mucho calor humano. Se recitó un poema de Luís Cernuda con el que, si no entendí mal, el novio se declaró en su momento a su novia y que se me puso la carne de gallina de emoción. Además una chica antigua compañera de trabajo del novio leyó una composición hablando de los valores humanos de la pareja de una manera muy emotiva. Personalmente aquello me gustó muchísimo y he podido comprobar que la ceremonia de una boda civil da mucho juego para hacer de un acto meramente administrativo algo entrañable y que deje un bonito recuerdo en la mente de los novios, sus familiares y amigos. A mi por lo menos ha sido de las ceremonias nupciales que más me han gustado.
Y a nivel deportivo no me llevé las zapatillas de correr aunque ya me hubiera gustado, pero el pinchazo que sufrí en el gemelo el miércoles entrenando me hizo ser conservador. El jueves opté por ir a entrenar al gimnasio del club y este fin de semana, aprovechando que el hotel donde me hospedaba contaba con piscina climatizada de 25 metros decidí hacer uso de esa instalación, de la cual adjunto la foto en este post. El sábado estuve algo más de una hora haciendo largos en la piscina, antes de salir para la boda. Y hoy domingo, antes de abandonar la habitación estuve 45 minutitos nadando en la piscina. Al menos me ha servido para no perder fondo físico y la natación es un complemento muy bueno para trabajar el tren superior y a su vez trabajar la capacidad aeróbica.
El caso es que ha sido un fin de semana bien aprovechado. Las instalaciones del Hotel me han permitido pasarlo bien y conciliar la asistencia a la boda con mi práctica deportiva de una manera más que satisfactoria. Aparte de eso, si le añadimos el entorno sumamente bello de una ciudad con la riqueza histórica de Antequera la verdad es que ha merecido mucho la pena. Ahora solo queda desearle a los novios un feliz matrimonio y que disfruten lo mejor que puedan de su vida en pareja, porque se lo merecen.
Un saludo a tod@s ustedes. Mañana volveremos todos al mundanal ruido.

1 Comments:

Blogger anita said...

bueno, asi que anduvimos de "pileta", que bueno!!!!

6:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web