jueves, diciembre 28, 2006

Nanas de la cebolla


Nanas de la cebolla

Miguel Hernández

Dedicadas a su hijo, a raíz de recibir una carta de su mujer, en la que le decía que no comía más que pan y cebolla.


La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en tus ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que mi alma al oírte
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan lato,
tan extendido,
que tu carne es el cielo
recién nacido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa ni
lo que ocurre.

5 Comments:

Blogger Arbillas said...

Precioso.

1:07 p. m.  
Blogger EL HIPPIE VIEJO said...

CONOCÍ ESTE POEMA A TRAVÉS DEL NANO , ME MATA , ES SUBLIME .

AMIGO
TE DEJO UN ABRAZO SIN FRONTERAS Y CON EL , MIS DESEOS DE FELICIDAD .

PAZ Y AMOR

ADAL

6:31 p. m.  
Blogger Rossimilio said...

Me alegro que os haya gustado. El poema lo descubrí en mi época escolar y hay que entender el contexto. Un Miguel Hernández en la cárcel por defender la República española cuando su mujer dio a luz a un bebé. Y esa pobre señora solo se podía alimentar de pan y cebolla. El poema es un derroche de crudeza y ternura, de demostración que estética y compromiso pueden ir de la mano. Para mi la ternura es el sentimiento más auténtico que mueve el mundo y por eso este poema está dentro de mis favoritos.

Pues nada, me alegro que os haya gustado. Espero que os siga deleitando con más poemas, canciones y demás. Igual hasta un día me arranco con algo de cosecha mía. Ah, nunca caminaréis solos, sabed que vuestros blogs ya están dentro de mis favoritos.

Un fuerte abrazo virtual para tod@s ustedes. Ah, y para mi Viejo Hippie.... ¡¡¡ AGUANTE BOCAAAA !!!!

9:01 p. m.  
Blogger Eddy said...

Paso a dejar mi huella en tu blog te seguí de donde Adal,muy interesante tu espacio aprovecho de desear un feliz 2007 que esta por comenzar"muchas felicidades"cariños.

5:48 p. m.  
Anonymous soleil said...

Lindo poema y llego a el a traves de Cell
Saludos desde Miami
recomenzar.blogspot.com

6:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web