jueves, septiembre 18, 2008

Crisis? What crisis?

Un saludo a tod@s ustedes.
Con este título de un disco editado por el grupo Supertramp en el año 1975 quiero expresar mi asombro por la situación actual que estamos viviendo. Estamos en una época de crisis económica, pese a que el voluntarismo irresponsable de Zapatero nos pretenda vender lo contrario. Solo basta observar la realidad para darse cuenta de que estamos en una situación económica bastante chunga: subida de precios de bienes de consumo y alimentos, tipos de interés altos, incremento de la tasa de desempleo, disminución de la recaudación vía impuestos por parte del Estado, declive de sectores económicos absurdamente vitales como el inmobiliario, disminución del consumo de las personas y las familias. ¿Qué más tiene que pasar para reconocer que vivimos en tiempos de crisis?
Lo que me deja bastante perplejo de este período vital es la falta de responsabilidad de quienes tradicionalmente han hecho bandera del individualismo y de la responsabilidad individual como valores esenciales del liberalismo económico. Me resulta patético escuchar a todo un Presidente de la Patronal CEOE, cuya entidad siempre abogó por una liberalización total del mercado de trabajo y por una reducción de la protección social del Estado, solicitarle al Gobierno "que aparque temporalmente el libre mercado" y que adopte medidas excepcionales de intervención en la economía para hacer frente a la crisis. Quien te ha visto y quien te ve. Privatización de beneficios y socialización de las pérdidas empresariales. Menudo caradura.
Y esto por no hablar de las medidas de intervención del mercado inmobiliario. Los Gobiernos confunden el derecho a una vivienda digna con un inexistente derecho a la vivienda en propiedad. En época de vacas gordas hubo quien aprovechó sus ahorros para especular con el mercado inmobiliario comprando inmuebles y revendiéndolos hasta por más del doble de su valor de adquisición, puteándole la vida a quienes optan por inmueble para poder desarrollar su proyecto de vida. Ahora que estamos en época de vacas flacas, en vez de dejar que el mercado se autoregule por su cuenta obligando a que los vendedores de inmuebles tengan que bajar sus precios de venta, resulta que se crea toda una telaraña de subvenciones y de medidas para calificar el stock de viviendas libres en venta en VPO para de esta forma seguir manteniendo los precios en el mercado inmobiliario y que los constructores no tengan que hacer frente a pérdidas. Vivir para ver.
Resulta lamentable que quienes hemos optado por una actitud responsable, renunciando a comprar una vivienda en propiedad ante la certeza de la imposibilidad de hacer frente a la subida de tipos de interés en un futuro, tengamos que costear con nuestros impuestos y con nuestro trabajo esta política de mantenimiento de la burbuja inmobiliaria, en lugar de dejar que el mercado se autorregule. Parece que los defensores del liberalismo quieren fijar unas reglas de juego donde ellos jueguen con las cartas marcadas. Mientras la economía le otorgue pingües beneficios ahí estarán defendiendo la privatización del beneficio y la desregulación del mercado laboral para "evitar rigideces que restan competitividad". Y cuando la economía entre en rescesión, ahí estaremos los asalariados para financiarles los márgenes de pérdidas. En fin, que alguien venga y me explique las reglas del juego, porque yo creo haberlas olvidado.
Un saludo a tod@s ustedes y cuídense ante esta crisis.

3 Comments:

Blogger Abe said...

Rossimilio, nos encontramos de vez en cuando en el foro del atleta. Hoy has dejado un artículo magnifico de Juan Torres y me he dicho hace mucho que no vas a su blog y aquí me tienes.
Comparto tu misma idea sobre "el derecho a vivienda digna" que no a la "propiedad de una vivienda".
Un saludo.

9:48 p. m.  
Blogger Rossimilio said...

Pues nada, me alegro que te haya gustado el artículo del Catedrático de Juan Torres. Tengo profundas discrepancias con los valores del sistema capitalista y de la sociedad de consumo en que nos encontramos, pero me siento estafado cuando veo que hay colectivos que se sriven del sistema para su lucro personal y después pretenden que los demás le salvemos su culo.

Y en cuanto al "derecho a una vivienda digna" veo que está muy extendida la idea de equipararla con el derecho a "ser propietario de", y entiendo que no debe ser el papel del Estado el de crear "propietarios" sino el de garantizar un mínimo de bienestar a sus ciudadanos, bien sea como arrendatarios, usufructuarios, etc. Creo en la política de los derechos y no en la política de las propiedades privadas subvencionadas por "papá estado".

11:41 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Creo que cuando Adam Smith habló de esa "mano invisible" que regularía los precios de modo natural en crisis como las que nos ocupan no se imagino el grado de control sobre la economía que la tecnología iba a dar en el siglo XXI a los más ricos y poderosos. Quien iba a decir que la Odisea del espacio 2001, el Metrópolis de Fritz Lang y Los sueños de robot de Isaac Asimov iban a estar tan lejos de los sueños de futuro de la mayoría ... Hoy la vida se ha convertido en vivir para tener, y no tener para vivir. Es la repanocha, pero Botín no tiene crisis jeje. Como diría Evo Morales no hay Paz ni en Bolivia.

4:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web