jueves, octubre 08, 2009

Gürtel, Mercasevilla, Benidorm.... y duran y duran...

Un saludo a tod@s ustedes.

Desde la soledad sonora de la noche, acompañado de mi aparato de radio, y delante de mi ordenador portátil quiero plantear una reflexión en estos momentos de ruido mediático.

Os comento. Llevamos varios meses con todo el ruido mediático de los casos de supuesta corrupción. A todas horas, en todos los Telediarios, en todos los programas del corazón, en todas las cadenas de televisión y radio, suenan las noticias con las últimas novedades del caso Gürtel. Los nombres de Francisco Correa, "El Bigotes", el sastre del Sr. Camps, el mismo Sr. Camps, Ricardo Costa, Luís Bárcenas, e incluso Alejandro Agag, etc. ya nos resultan tan familiares como los de nuestros familiares o compañeros de trabajo. Un caso de corrupción que le estalla al PP en todas las narices y que Mariano Rajoy trata de esquivar como si la responsabilidad política no fuera con él. La doctrina de la responsabilidad política que predicaban los del PP en los tiempos de los casos de corrupción en la etapa socialista de Felipe González parece que no quieren aplicar aquí. ¿A qué esperan para retirarles la militancia en el PP a los presuntos implicados?

También hay otros casos de corrupción que afecta a otros partidos. Es el caso de Mercasevilla que afecta al PSOE, o también el caso de la moción de censura de Benidorm, lugar donde los concejales del Grupo socialista logran desbancar al Alcalde del PP con la ayuda de un tránsfuga de dicho partido. No se sabe qué interés tan desmedido existe para este pacto con extraños compañeros de cama.

No pretendo hacer una diferenciación sectaria entre las diversas corrupciones porque creo que sería injusto y además no me apetece utilizar ningún argumento que pudiera sonar a defensa para quienes utilizan los resortes del poder en su propio beneficio. Lo que sí quiero resaltar con este post es que el mucho ruido mediático que se está haciendo por parte de los medios de comunicación no va en consonancia con el nivel de indignación por parte de la ciudadanía.

Y los datos son evidentes. Las encuestas electorales recientes no reflejan un desgaste significativo de los dos grandes partidos encumbrados por el sistema electoral español, esto es, PSOE y PP. Y tampoco se vislumbra un nivel de indignación y de rechazo por parte de los ciudadanos con los que nos movemos y nos comunicamos. Es más, veo indiferencia cuando no hartazgo por la saturación informativa.

Sería positivo que recuperáramos nuestra capacidad de indignación ante hechos como éstos. Y también deberíamos ser más críticos cuando se pretende hacer información partidista por los medios de comunicación en temas relacionados con la corrupción. Creo que los ciudadanos merecemos que los medios informativos no jueguen con nosotros ni intenten vendernos una visión de la corrupción maniquea. Y también deberíamos evitar anestesiarnos con el recurso de la sobresaturación informativa. Tenemos la obligación de ser críticos con quienes nos gobiernan y con quienes hacen mal uso del poder. La democracia representativa es el cauce institucional por el que un Estado, un país, un municipio toma sus decisiones, pero debería ser quienes formamos la sociedad civil (esto es, todos y cada uno de nosotros) quienes deberíamos aprovechar los cauces de participación paralelos al marco institucional para hacer un seguimiento crítico al poder.

Me siento cansado y saturado con tanta información. Soy incapaz de asimilar todo este embolado. Me desbordan las laberínticas responsabilidades de toda esta mierda, pero el día que comencemos a replantearnos nuestros valores personales y éticos como ciudadanos, entonces sembraremos un futuro democrático mucho más saludable y crítico.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pues lo que yo hago para olvidarme de todo es ver salvame y los viernes salvame de luxe porque en esta viña del señor debemos de haber de to.

6:08 p. m.  
Blogger Rossimilio said...

Bueno, es una opción. Yo me olvido de todo lo olvidable saliendo a correr, cosa que por cierto voy a hacer ahora.

7:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cada día odio más a la politica y a los politicos, los mismos perros con distinto bozal. Son todos iguales, derecha, izquierda, centro...puaf que ascazo de rateros.

1:50 p. m.  
Blogger Tercera Opinión said...

Con respecto a todo esto de la trama Gürtel y de los sinvergüenzas de nuestros políticos (sean del partido que sean) me gustaría invitarte a leer mi último artículo:
"NO ES PAÍS PARA HONRADOS"

http://www.terceraopinion.net/2009/10/11/no-es-pais-para-honrados/

Un saludo.

1:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web