jueves, noviembre 09, 2006

El camino



Un saludo a tod@s.

Aquí estoy recién levantadito de la siesta y dispuesto a echar adelante lo que resta de tarde.

Se nota que llega el invierno. Por un lado el enfriamiento del tiempo propio de estas fechas junto con el acortamiento de los días hace que lo de salir a entrenar en estas fechas sea una labor algo más heroica. La gente que no nos conoce piensan que somos unos hartibles y que hemos convertido una afición en una obligación. Puede ser verdad. Para muchos salir a entrenar sin la luz del sol, con unos climas demenciales, a destiempo puede ser una actividad heroica o bien algo anti-natura que el cuerpo jamás es capaz de demandar. Sea lo que sea, aquí dejo la reflexión, pero yo dentro de un par de horas estaré preparando todo el tinglao para salir nuevamente a hacer sufrir a mi cuerpo.

Muchas veces me planteo si merece la pena tanto sacrificio. Y siempre llego a la conclusión que uno elige los caminos, muchas veces más rectos o más sinuosos, con la única finalidad de ser feliz. Es en este momento de mi vida cuando siento que comienzan nuevos caminos y que otros caminos terminan inexorablemente. Acabo de comenzar mi segunda carrera universitaria, quizás la carrera con las asignaturas que más me podían interesar. En breve sabré cuál será mi próximo y definitivo destino en mi vida de funcionario de carrera y atrás habré dejado sitios diversos donde he tenido la suerte de trabajar, compañeros con los que he compartido mucho afecto y muchas cosas en común o compañeros con los que simplemente he compartido la jornada de trabajo. Esta incógnita se despejará ya en breve y creo que será el hito que pone fin a una etapa de inestabilidad e incertidumbre de mi vida y que dará comienzo a otra etapa más estable y, ojalá, igual de ilusionante.

Solo espero que el nuevo camino vital que voy a comenzar esté lleno de alicientes, que esté lleno de experiencias positivas, que tras las dificultades sea capaz de descubrir la riqueza interior del peregrino que supera barreras y, sobre todo, tener la suficiente inteligencia para no volver a caer en las falsas expectativas que me puedan surgir.

P.D. He vuelto de entrenar. 14 kms. en 1:03:37 corriendo a tope con un compañero de club que ha ido tirando de mi al principio. Un día muy positivo para mi.

3 Comments:

Blogger Jesús said...

No estoy de acuerdo en parte, ya que en mi caso, la acción heroica del correr es en verano. Con el frío y los anocheceres e incluso amaneceres para mí se corre mejor.

Precisamente con el calor empecé un declive del que ahora con las bajadas de temperatura me estoy recuperando.

10:28 p. m.  
Blogger Rossimilio said...

Bufff, quillo, en verano es muy duro correr, pero en invierno los que somos frioleros lo pasamos un poquito chungo.

10:32 p. m.  
Blogger ag said...

Coincido con vos ROSSIMILIO! que tambien soy friolera!

10:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web