miércoles, noviembre 15, 2006

El pastor enamorado


El pastor enamorado

Fernando Pessoa

Alta en el cielo, va la luna de Primavera,
Pienso en ti y dentro de mí estás entera.
Aquí viene, por las grandes praderas, corriendo hacia mí, la leve brisa.
Pienso en ti, murmuro tu nombre; y no me siento yo: estoy feliz.
Mañana vendrás, irás conmigo a recoger flores en la pradera.
Y yo iré contigo por las praderas para verte recoger las flores.
Te veré mañana recolectando flores conmigo en las praderas,
Pues cuando vengas mañana y caminemos juntos por la pradera, recogiendo las flores,
Se hará para mi la claridad y la verdad.

2 Comments:

Blogger Arbillas said...

Bonito el escrito, pero eso de ver la rosa roja me ha gustado más todavia.

Y sobre todo un detalle,..

Esa rosa no esta cortada, sigue en el rosal, y conserva su fuerza, su belleza y sus espinas....

Un abrazo y SALUD.

10:56 a. m.  
Blogger Rossimilio said...

Cierto, cierto, la rosa sigue en el rosal. Incluso con sus espinas. No hay mejor metáfora que identifique a algo tan bello como el amor que "la rosa con espinas".

8:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web