lunes, diciembre 01, 2008

Media maratón de Córdoba: historias de un despropósito

Un saludo a tod@s ustedes.

Hace más de 24 horas que participé en la Media maratón de Córdoba y ahora aprovecho para hacer balance de este evento. Antes que nada, aprovecho para decir que un cúmulo de circunstancias me han hecho retrasar la crónica: por un lado la ausencia de cibercafés en la ciudad de los Califas (curioso pero en dos días jamás logré dar con un ciber), por otro lado la avería del teclado del ordenador fijo de casa y la imposibilidad de que mi portátil detectara conexiones inalámbricas en la Biblioteca y distintos bares.

Este fin de semana aproveché el evento deportivo de la Media maratón de Córdoba para conocer la ciudad. Por circunstancias ajenas a mi voluntad no he podido acudir los años anteriores a la carrera pero este año sí he podido y de paso he aprovechado para hacer turismo acompañado de una compañera de trabajo que vive en Córdoba. Ha sido un fin de semana en que he podido conocer las zonas más típicas de Córdoba como la Mezquita y la Catedrla, la judería, el centro histórico de Córdoba así como degustar su gastronomía típica el domingo después de la carrera, especialmente su rabo de toro.

En cuanto a la carrera en sí, comentar que acudía a Córdoba con el objetivo de bajar de 1:34. Este objetivo se me antojaba difícil, por no decir imposible, pero haber finalizado en 1:35 me hubiera hecho sentirme satisfecho. Lo que pasa es que lo que empieza mal no suele acabar bien. Era una mañana muy fría en la que mi cuerpo le costaba entrar en calor desde las primeras carreras de calentamiento. Me pude ubicar muy bien en la salida y una vez comenzada la carrera tuve que detenerme en el primer kilómetro para sacarme una pequeña piedrecita que se me introdujo en uno de mis pies. Eso me ocasionó un trastorno que comenzó perjudicándome y, menos mal que no me pasó en el pie en donde llevaba el chip de carrera. Y a partir de ahí, parón y de nuevo reanudé la carrera corriendo en un estado de excitación que me hizo llevar un ritmo endiablado y del que era sabedor que no podría aguantarlo mucho tiempo. En los diez primeros kilómetros iba adelantando grupos de corredores. Pasé los 10 kilómetros en 45 minutos aproximadamente y a partir de ahí comienza un tramo de subida por la Avenida del Brillante que me comienza a pasar factura.

A partir de ahí un recorrido favorable hasta meta. Los dos últimos kilómetros me costaron la misma vida y ya iba falto de ritmo. Ese sobreesfuerzo lo pagué y en esos últimos kilómetros me cayeron los minutos. Mi tiempo final: 1:37:50 que me supuso un promedio de 4:39 min./km. Insisto que veía imposible bajar de 1:34 pero estoy seguro que si no hubiera sido por el incidente del 1er kilómetro hubiera aguantado el 1:35-1:36.

De todas formas me gustó la Media maratón. Creo que el recorrido no le hace justicia a la belleza de la ciudad, pero el hecho de correr por grandes avenidas y apenas tener giros creo que radica el secreto de ser una media maratón rápida, así que el año que viene lo intentaré de nuevo y espero quitarme esta espinita que tengo clavada.

3 Comments:

Blogger IRISHDECAI said...

mamonazo, eso ha sido el rabo de toro. No te preocupes que en Jerez te sales este año. Esta te servira para ir pillando ritmo. Salud y Republica Camarada, jeje.

10:43 p. m.  
Blogger Charlie Ciao said...

agustín nació el 28-11-08..es gaditano y va a ser fuerte como un roble...ya os enviaré fotos... dificilmente nos veremos en alguna carrera antes de fin de año..un abrazo..

11:03 a. m.  
Blogger Rossimilio said...

¡ENHORABUENA POR LA LLEGADA DE AGUSTINITO AL MUNDO! Ahora lo de correr queda en un segundo plano y lo más importante es disfrutar de este momento inolvidable. ¡FELICIDADES!

Y para Irish. Espero poder salirme en Jerez, aunque antes tengo la Media de Los Palacios pero estoy seguro que estaré a un buen nivel.

11:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

contadores gratisanuncios gratiscontactosinformes de empresasvideoscontador web